Cofenat

Comisión - Biomagnetismo

Biomagnetismo

Biomagnetismo
El Biomagnetismo es una técnica que rastrea el cuerpo para detectar los puntos relacionados con la presencia de virus, bacterias, hongos y parásitos, responsables de la  mayoría de las enfermedades y que pueden originar disfunciones glandulares, orgánicas etc. Al aplicar imanes (con cierta cantidad de gauss) en esos puntos encontrados, mejorará notablemente la salud en varias sesiones.
 
Entrando en más detalle, se trata de una técnica que utiliza imanes con una intensidad por encima de 1000 gauss (generalmente se trabaja desde 3000 a 7000 gauss), lo cual les hace terapéuticos, permitiendo restaurar  la acidez o alcalinidad del terreno en dónde vive el patógeno, de manera que el microorganismo terminará muriendo y por ende devolverá al organismo a su estado de equilibrio y pH.
 
Es importante reconocer estos puntos alterados en su pH (por la presencia de los microorganismos) pues son los que darán origen a una enfermedad o malestar de curso agudo o crónico. Este reconocimiento se efectúa mediante la utilización de imanes (no están conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en diversas zonas del cuerpo. Posteriormente al reconocimiento o testaje, el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos por un tiempo que fluctúa entre 15 y 25 minutos por cada uno y generalmente  se aplican de forma simultánea.
 
Es un método totalmente inocuo y podrá tratar muchos problemas de salud a nivel físico e incluso a nivel emocional.
 
Es una terapia breve, efectiva y además preventiva de posibles enfermedades. ... Ejemplos a tratar con el biomagnetismo: dolores de cabeza, vértigos, problemas respiratorios, dolores de huesos, alteraciones digestivas, hormonales, tiroides, piel, alergias, intolerancias alimenticias y malestares en general.
Biomagnetismo