Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat

Comisión - Shiatsu

Shiatsu

Shiatsu
La palabra Shiatsu, traducida literalmente al castellano, significa “presión con los dedos”. Aunque en la conciencia colectiva japonesa se asocia directamente a terapia manual.

Situado en un lugar intermedio entre la filosofía y los conceptos de la medicina china y la excesiva deshumanización de la medicina occidental, y apoyada en la teoría de los puntos vitales (tsubo); el Shiatsu, a través de las manos del terapeuta profesional, accede a los desequilibrios estructurales y permite que el cuerpo active sus propios mecanismos de autocuración.

En Maestro Tokujiro Namikoshi (1905-2000), fundador de esta terapia nacida en Japón en 1925, la define de la siguiente manera: “El Shiatsu es como el amor de una madre, la presión sobre el cuerpo estimula la fuente de la vida”.

A raíz del polireumatismo que aquejaba a su madre debido a las duras condiciones del entorno de la isla de Hokkaido donde vivían, Tokujiro comenzó a investigar la acción de diferentes estímulos manuales sobre el cuerpo de su madre. Finalmente descubrió que el estímulo de la presión de sus pulgares y palmas de las manos ofrecían mejores resultados que el resto. Este proceso experimental carente de formación, le desveló los obstinados poderes de autocuración que posee el organismo humano, y fue así como nació la terapia del Shiatsu. Tras superar diversas dificultades en su estudio de masaje chino anma y del masaje occidental, Tokujiro abrió el Instituto Shiatsu de Terapia en Hokkaido en el año 1925. En 1933 marchó a Tokio, y en 1940 inaugura el Instituto Japonés de Shiatsu. La terapia y las conferencias de la escuela obtuvieron un amplio reconocimiento por los incontrovertibles efectos del tratamiento Shiatsu. Tras años de lucha y certificación de los efectos beneficiosos del Shiatsu para la salud, en 1955, Tokujiro Namikoshi consiguió que, por vez primera, el Shiatsu fuese reconocido oficialmente por las autoridades médicas y educativas niponas.

En la actualidad, se reconoce su eficacia, no sólo en Japón, sino también en Europa y Estados Unidos. Se ha convertido, ya, en una perfecta opción complementaria a la medicina oficial según la conocemos hoy en día.

El Ministerio de Sanidad de Japón define el Shiatsu como:

“Tratamiento que, aplicando unas presiones con los dedos y las palmas de las manos, sobre determinados puntos, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar ciertas enfermedades (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc.) activando así mismo la capacidad de autocuración del cuerpo humano. No tiene efectos secundarios.”
Shiatsu