Cofenat

Medios

Cofenat en los medios
Medio: Bioeco Actual
Fecha: 01/01/2021
Autor: Bioeco Actual
Cita: COFENAT
Tipo: Prensa
Experto: Roberto San Antonio-Abad, presidente de COFENAT
Homeopatía, ¿sí o no?
 Homeopatía, ¿sí o no?
La gente no seguiría usando la homeopatía durante siglos si realmente no funcionase. Como ocurre con cualquier otra terapia, no podemos pretender usarla para todo. No existe ninguna terapia o técnica que pueda curar o tratar todo tipo de problemas relacionados con la salud. Como siempre, los extremos no son buenos, ni podemos tratarla como panacea, ni como un simple placebo. Si nunca te tomarías un medicamento para la hipertensión con la finalidad de curar un esguince de tobillo, ¿por qué hay gente que pretende atribuirle funciones a la homeopatía que no tiene? Antes de proseguir, debemos recordar que la homeopatía se regula según la Directiva Europea 2001/83/ CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de noviembre de 2001, donde se establece una serie de disposiciones específicas para los medicamentos homeopáticos. Tal y como señalamos en el Observatorio de Homeopatía de la Fundación de Terapias Naturales: “Actualmente pueden verse 5.734 publicaciones de homeopatía indexadas en Pubmed, de las cuales 293 corresponden a ensayos clínicos, lo que hace de la homeopatía una de las terapias complementarias más y mejor investigadas”.  Cada vez hay más y mejores investigaciones que posicionan la homeopatía como un tratamiento válido y complementario a la medicina convencional y, en algunos casos, como un tratamiento individual con un efecto superior al medicamento convencional. Podemos destacar los resultados de los siguientes estudios: Infecciones de oído en niños. Un ensayo controlado aleatorizado en la India con 81 niños encontró que el tratamiento homeopático individualizado era tan eficaz como el tratamiento convencional. Para la depresión de moderada a grave en mujeres menopáusicas. La homeopatía produjo una mejoría clínica en los síntomas de depresión mayor que la fluoxetina y también mejoró los síntomas de la menopausia de las pacientes, mientras que la fluoxetina no lo hizo. Infecciones en el tracto respiratorio superior. El estudio evaluó a 1.577 pacientes que recibieron tratamiento homeopático o convencional en un total de 57 consultas de atención primaria en ocho países (Austria, Alemania, Países Bajos, Rusia, España, Ucrania, Reino Unido y EE. UU.) La homeopatía dio un resultado igual de eficiente que el tratamiento convencional. Por tanto, responder con un SÍ o un NO a la homeopatía es reducir a la mínima expresión la utilidad de esta gran herramienta terapéutica. En un mundo tecnológico como el que nos movemos, donde el lenguaje informático se basa en simples 1 y 0, deberíamos tratar a la homeopatía en estos momentos como un 2, es decir, la homeopatía tiene otro lenguaje terapéutico y otras maneras de trabajar diferentes a los métodos de la medicina convencional. Aunque en estos momentos la ciencia, en su mayor parte, no entienda la homeopatía, no debemos dejarla atrás. Los científicos deberían tener la humildad de reconocer que no pueden explicar al 100% el verdadero funcionamiento de la homeopatía. Como dijo el Dr.  Fernando Simón, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, en una de sus intervenciones: “La ausencia de evidencia de un efecto no implica ausencia de efecto”, es decir, hay ciertas cosas que no se han podido demostrar, pero el no haber demostrado algo no quiere decir que no exista. Por eso mismo pienso que la homeopatía, aunque no haya demostrado todo su potencial, debe tenerse en consideración si queremos mejorar nuestra calidad de vida. 
 
 Homeopatía, ¿sí o no?
banner