Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat

Medios

Cofenat en los medios
Medio: Botiquín Natural
Fecha: 26/10/2021
Autor: Raúl Martínez, Dietista-Nutricionista, biólogo
Cita: COFENAT
Tipo: Prensa
Experto: Raúl Martínez, Dietista-Nutricionista, biólogo
La tríada antioxidante: vitaminas para alargar la vida
La tríada antioxidante: vitaminas para alargar la vida
El consumo de tabaco, alcohol, alimentos basura; el estrés, la contaminación y la radiación solar ultravioleta, son causantes de procesos oxidativos en el organismo. Estos procesos tienen como resultado la formación de radicales libres que son los responsables de producir daños celulares. Las vitaminas antioxidantes son las encargadas de bloquear estos procesos e impedir los efectos nocivos que tienen sobre la salud.

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son moléculas orgánicas esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Son micronutrientes que el organismo necesita en pequeñas dosis para un correcto funcionamiento del metabolismo. Una deficiencia en alguna de ellas, por mínima que sea, conlleva trastornos metabólicos y acarrea síndromes de carácter grave. Necesitamos ingerirlas a través de la dieta, estando todas ellas presentes en gran variedad de alimentos, principalmente en frutas, verduras, cereales y aceites.

El organismo necesita trece vitaminas para estar sano. De entre estas trece vitaminas hay tres que destacan por su gran poder antioxidante y su capacidad de combatir y neutralizar los radicales libres. Se trata de la vitamina A, la vitamina C y la vitamina E.

Antioxidantes

Un antioxidante es una molécula que se caracteriza por inhibir la oxidación. Su función es impedir que se produzca una reacción química oxidativa que genere radicales libres. Los radicales libres son moléculas tan reactivas que producen reacciones en cadena incontroladas con todo lo que esté a su alrededor, sean otras moléculas, orgánulos u órganos celulares, provocando grave daño celular e incluso la muerte de la célula. Los antioxidantes, como el ácido ascórbico, bloquean estas reacciones en cadena y terminan con el proceso destructor que irremediablemente causa degeneración y daño celular.

Vitamina A

La vitamina A, o retinol, es una vitamina liposoluble fundamental en la función inmune, la visión, el desarrollo embrionario, el metabolismo del hierro y la diferenciación celular.

Su acción antioxidante se centra en neutralizar el oxígeno singlete, un estado excitado del oxígeno molecular muy reactivo generado fotoquímicamente o químicamente. La cantidad de vitamina A que necesita un adulto es de 900 microgramos (μg) para los hombres y de 700 μg para las mujeres. Esta cantidad de vitamina se obtiene con una dieta variada y equilibrada. Debido a su capacidad para poder ser almacenada en el organismo no es necesario su consumo diario.

Necesitamos ingerirlas a través de la dieta, estando todas ellas presentes en gran variedad de alimentos, principalmente en frutas, verduras, cereales y aceites

Vitamina C

La vitamina C, o ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble que tiene funciones importantes en los procesos metabólicos del organismo. Mantiene sana la piel, el sistema circulatorio y óseo, ayudando a proteger las células y manteniéndolas funcionales. Su acción antioxidante neutraliza el oxígeno singlete, captura radicales libres de hidroxilo, captura el O2 y regenera la forma oxidada de la vitamina E. Se elimina por la orina, por lo que no se almacena en el cuerpo y necesita ser repuesta a diario. Los adultos necesitan 90 mg de vitamina C al día en hombres y 75 mg en mujeres.

Vitamina E

La vitamina E, o tocoferol, es una vitamina liposoluble indispensable en el desarrollo y fortalecimiento del sistema inmunitario, protegiendo al cuerpo contra enfermedades e infecciones, mejorando dolencias por sus propiedades antinflamatorias y previniendo el envejecimiento. Su acción antioxidante neutraliza el oxígeno singlete, captura radicales libres hidroxilo, captura el O2 y neutraliza los peróxidos. La cantidad diaria de vitamina E es de 15 mg, siendo necesario 19 mg en mujeres lactantes.
 
La tríada antioxidante: vitaminas para alargar la vida