Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat

Medios

Cofenat en los medios
Medio: Hola
Fecha: 02/08/2022
Autor: Nuria Safont
Cita: COFENAT
Tipo: Prensa
Experto: Jenifer Humanes
¿Muy cansada e irritada por el calor? Estas posturas de yoga te calmarán
¿Muy cansada e irritada por el calor? Estas posturas de yoga te calmarán
Cinco o diez minutos de yoga durante el día pueden ser suficientes para controlar esos ataques de ansiedad o esa irritabilidad que te pueden causar los problemas del día a día o, incluso, el excesivo calor con el que tenemos que convivir este verano. Además, no solo te ayudarán a aliviar tu estrés y sentirte más relajada, también mejoran la salud de todo tu cuerpo. 

Tal como nos indica la  la experta en Yoga de la Asociación de Profesionales y Autónomos de la Terapias Naturales, APTN_Cofenat, Jenifer Humanes, el yoga, con sus diferentes prácticas físicas, espirituales y meditativas, puede tratar desde molestias físicas como dolores de menstruación o cabeza, contracturas, ciática e hipertensión hasta problemas mentales como la depresión, la ansiedad o el estrés. 

Te proponemos algunas de las posturas más sencillas para que puedas empezar a practicarlas si nunca has practicado esta disciplina. 

Perro que mira abajo 

En sánscrito se denomina Adho Mukha Svanasana y es una de las más populares en yoga. Katia Muñoz Olmo, Wellthy Expert del hotel Royal Hideaway Sancti Petri nos explica cómo hacerla. 

Apóyate sobre las manos bien abiertas y las rodillas. 

Adelanta tus manos un poco más allá de la altura de tus hombros. 

Abre las piernas al ancho de tus caderas. 

Empuja contra el suelo con tus manos y eleva la pelvis como si tiraran de ella. 

Lleva el peso hacia atrás, para que estirar brazos y espalda y relaja la cabeza. 

Los talones deben dirigirse hacia el suelo, aunque al principio no puedas tocarlo. 

Muñeca de trapo

Esta postura es una de las principales en yoga. Estira la espalda y mejora la flexibilidad. 

Empieza con la postura del perro boca abajo

Camina hacia tus manos despacio 

Cuando llegues a ellas, dobla ligeramente tus rodillas y mécete suavemente como si fueras una muñeca de trapo. Durante 8 respiraciones

Vuelve a la postura inicial 

Postura vaca-gato con movimiento circular

Comienza con una postura muy sencilla, la postura de la vaca y el gato. 

Colócate en posición de cuadrupedia

Inhala, saca vientre y mira hacia arriba

Exhala, redondea tu espalda y mira hacia el ombligo

En este momento, mueve tu cuerpo, haz círculos, estírate de un lado al otro durante ocho respiraciones y vuelve a la posición inicial. 

Repite tres veces 

- Posturas de yoga para relajarte en momentos de ansiedad

Postura del niño con movimientos circulares 

Balasana es otra de las posturas de relajación que podemos hacer en yoga. Además, es buena para la espalda, ya que la estira y para la apertura de caderas. Si añades movimientos circulares, el ejercicio será muy completo. 

Ponte en la postura del niño 

El torso debe quedar sobre los muslos y los brazos por delante de tu cabeza 

En esta postura, empieza a mover suavemente las caderas 

Mueve también los brazos, estirando más uno, después el otro. 

Eleva las caderas como si fueras a ponerte en cuadrupedia, muévete hacia delante, hacia los lados y vuelve a la postura del niño. 

Haz estos movimientos durante 8 respiraciones. 

- Balasana, una postura de yoga que te ayuda a relajarte

Postura del árbol 

Además de ayudarte a mantener el equilibrio, practicar esta postura de yoga te obligará a concentrarte y mantener la atención en el presente. 

De pie, en la postura de la montaña, balancea tu peso sobre el pie izquierdo

Eleva el pie derecho y llévalo hasta la ingle, la rodilla o el tobillo, donde te sea más fácil mantener el equilibrio

Haz 8 respiraciones y cambia de pie 

- Los beneficios de la postura del árbol en yoga

Malasana 

Esta es una postura que te costará al principio, ya que se trata de una postura compleja que involucra muchas articulaciones y grupos musculares. 

Desde la postura de la pinza o Uttanasana, separa los pies un poco más que el ancho de tus caderas.

Gira los dedos de los pies hacia afuera y flexiona tu cuerpo para bajar lentamente como si fueras a hacer una sentadilla. 




Mantente en esta postura hasta 8 respiraciones.

Savasana

La última postura que te recomendamos hacer es una asana de relajación, que suele reservarse para la finalización de una clase de yoga y que conecta tu cuerpo y tu mente. No se trata de dormirte, sino de ser consciente de cada parte. 

Túmbate boca arriba sobre la esterilla. 

Separa las piernas y los brazos del cuerpo. 

Cierra los ojos y relaja la respiración. 

Intenta mantenerte despierta. Puedes aprovechar para hacer un escáner corporal recorriendo todo tu cuerpo. 

Cuando estés lista para terminar la sesión, gira hacia tu lado derecho, y muévete suavemente hasta una posición sentada cómoda. - Savasana, la postura de yoga con la que aprender a meditar
¿Muy cansada e irritada por el calor? Estas posturas de yoga te calmarán