Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Mon, 02 Sep 2013 17:16:00 +0200

RUTINA PARA EL CUIDADO DE LA PIEL

RUTINA PARA EL CUIDADO DE LA PIEL
02 de septiembre de 2013
Conservar una piel sana y con aspecto juvenil depende tanto del cuidado diario como de una buena salud general.

Aunque existen infinidad de productos cosméticos en el mercado, deberíamos decantarnos por los naturales o de elaboración propia, puesto que muchos componentes industriales acidifican nuestro medio interno y a la larga son contraproducentes.

Por el contrario, los aceites vegetales naturales, las ceras y las cremas, combinados con aceites esenciales seleccionados, constituyen perfectas ayudas cosméticas porque penetran profundamente en la piel, alcanzando los pequeños capilares sanguíneos, rejuveneciendo por tanto la piel desde dentro.




Las aguas florales tonifican sin deshidratar la piel y poseen una suave acción bactericida.

Rutina básica

Cada tipo de piel requiere un tratamiento individual, pero una buena rutina básica, que lleva muy poco tiempo, consiste en limpiar, tonificar e hidratar la piel cada mañana y cada noche.

Semanalmente se complementa con un tratamiento nutritivo, de limpieza y revitalización.

En otros post os hemos dado ideas sobre cómo hacer cremas, limpiadoras, mascarillas y exfoliantes.

Todas las noches

Eliminar suciedad y maquillaje con un aceite vegetal suave (coco, almendras dulces) o una limpiadora casera y un algodón suave.

Aclarar con un trozo de tela suave o un algodón mojado en agua templada.

Refrescar la cara y el cuello con un agua floral o un tónico adecuado a su tipo de piel.

Aplicar un aceite hidratante o una crema de noche.

En el contorno de ojos se puede utilizar unas gotas de germen de trigo.

Todas las mañanas

Aquí no doy tanta importancia a la limpieza, si nos hemos limpiado por la noche. Bastaría con lavarnos con agua. Si se prefiere, se podría hacer el mismo ritual que por la noche.

Refrescar la cara y el cuello con un agua floral o un tónico adecuado a su tipo de piel.

Aplicar una crema o aceite hidratante suave con protección solar. Dejar absorber antes de maquillarse.

Una vez a la semana

Para eliminar las células muertas y la suciedad de la superficie de la piel, utilizar un cepillito adecuado y/o una crema exfoliante,

Se puede dar un baño de vapor, colocando la cara, cubriendo la cabeza con una toalla, a unos 30 cm de una cacerola donde hayamos echado agua muy caliente. Así se abren los poros y se limpia la piel en profundidad, desintoxicándose y haciendo que la sangre acuda al rostro, renovando, entre otras cosas el oxígeno.

Dar un masaje activador, en sentido ascendente, usando aceite de prímula, aguacate o borraja.

Aplicar una mascarilla en sentido ascendente en cuello y cara.

Dejar actuar 20 minutos y retirar con agua tibia y la ayuda de un algodón.

Aplicar la crema hidratante de día o la nutritiva de noche.


FUENTE.- http://www.trucosnaturales.com Artículo escrito por Mónica Hidalgo