Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Thu, 17 Oct 2013 17:54:00 +0200

EJERCICIOS PARA RELAJAR LA MANDIBULA

EJERCICIOS PARA RELAJAR LA MANDIBULA
17 de octubre de 2013
La mandíbula constituye una compleja y sofisticada articulación que participa en tres importantes funciones fisiológicas: la masticación, la deglución y la fonación.



El estado de la mandíbula, sin embargo, también es un reflejo físico del estado emocional. Un tercio del sistema nervioso está vinculado a ella.

Es muy común en los tiempos que vivimos que tengan que hacernos una férula de descarga para ponernos por la noche y evitar sobrecargas en los músculos del cuello, entre otras cosas. De eso se encargará el dentista, pero también podemos hacer algo de manera activa para reducir la tensión temporomandibular.


Una caja de emociones

Sentimientos como la ira, la ansiedad, el miedo o la inseguridad pueden manifestarse físicamente a través de la mandíbula, favoreciendo alteraciones diversas: bruxismo, movilidad dentaria, dolor en los músculos faciales, temporomandibulares y del cuello, otitis, vértigo tensional, fatiga visual, etc.

Si se presenta algún trastorno es conveniente identificar la causa física o emocional que lo origina para solucionar el problema de raíz.

Técnicas como la reeducación postural, la osteopatía y los masajes son muy útiles pues permiten tomar conciencia y facilitan la relajación.

Ejercicios

Coloca la yema de los dedos en la zona mandibular y ejerce una presión constante y firme unos 3 minutos. Mientras mantienes la presión realiza respiraciones profundas.

Con la yema de los dedos ejerce una presión en el punto que se encuentra por delante de la oreja. Mantén la presión 3 minutos, al tiempo que realizas un movimiento circular sobre el punto indicado. Al liberar el aire, abre la boca para soltar la tensión contenida.

Sitúa la yema de los dedos en la musculatura lateral del cuello. Mantén una presión constante durante unos 2 minutos y luego suelta la tensión.

Pon las manos en las mejillas. Ejerce presión y haz movimientos circulares desde las orejas al mentón.

Puedes incorporar esta rutina de sencillos ejercicios a la rutina de cuidado del rostro, realizarla cuando te sientas nervioso o cargado de tensión o antes de acostarte, que es cuando menos control tenemos sobre la tensión acumulada en la zona.



Podemos aprovechar al darnos el masaje final para aplicarnos unas gotas de aceite esencial de lavanda o espliego, de gran poder relajante, mezcladas en la crema de noche o diluidas en aceite de almendras dulces. Esto nos sirve también como técnica para vencer el insomnio.


FUENTE.- http://www.trucosnaturales.com Artículo de Mónica Hidalgo