Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Fri, 09 May 2014 16:45:00 +0200

¿AFECTA LA DIETA AL ESTADO DE ANIMO??

¿AFECTA LA DIETA AL ESTADO DE ANIMO??
09 de mayo de 2014
   Los alimentos que consumimos contribuyen a la salud del organismo pero ¿cómo afectan a la salud mental? Aunque en proceso de investigación, existen nutrientes dentro de la dieta que parecen intervenir en la delicada e inestable química cerebral.

   Según señalan desde el sitio web dirigido a la población general de la Academia Americana de Médicos de Familia  reducir la comida basura y elegir opciones más saludables ayuda a mantener un corazón sano, músculos fuertes y un peso apropiado.



   Pero los facultativos advierten que el estado de ánimo también podría estar afectado por lo que comemos. Como ejemplo apuntan a la sensación de decaimiento que en ocasiones se presenta después de un atracón de comida rápida o la opuesta visión positiva derivada quizás de tomar una ensalada verde o vegetales salteados.

   La denominada 'conexión alimentos-humor' forma parte de un cuerpo de investigación en el que se examinan los efectos de las elecciones dietéticas sobre el estado de ánimo y la salud mental. Aunque son muchas las cuestiones por dirimir, los médicos de familia estadounidenses apuntan a las deficiencias en vitaminas y al consumo de suplementos como una de las áreas de mayor interés.

Nutrientes para el estado de ánimo

   Sin embargo, los estudios sobre esta conexión entre alimentos y estado de ánimo han resultado limitados y heterogéneos. Por ello, desde este sitio web sobre salud se advierte que no se debe sustituir el tratamiento profesional de trastornos de salud mental como la depresión por cambios en la dieta.

   Las pocas evidencias existentes sí sugieren que ciertos nutrientes podrían apoyar el bienestar emocional, apuntan los facultativos. Los siguientes nutrientes se encuentran entre los más estudiados por sus beneficios para el equilibrio emocional y forman parte de una dieta equilibrada.

* Ácidos grasos omega-3

   Mejoran la salud cardiaca al reducir el colesterol 'malo' en el organismo y aumentar el colesterol 'bueno', además, también han mostrado ser prometedores para mejorar la salud mental. En algunos estudios, las personas que tomaron suplementos de omega-3 informaron de mejorías en su estado de ánimo. Los investigadores piensan que estos ácidos grasos podrían afectar a la forma en la que el cerebro envía señales a todo el organismo.

   Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en alimentos de origen marino como salmón, arenques, sardinas y caballa. También los contienen las semillas de lino, el aceite de linaza y las nueces.




* Triptófano

  Es un componente estructural de las proteínas, un aminoácido, que el organismo necesita para producir un componente químico llamado serotonina. Las personas que tienen depresión a menudo tienen niveles bajos de serotonina. Las investigaciones han examinado el uso de triptófano para tratar la depresión pero no existe aún evidencia científica suficiente para recomendar su uso en este sentido. Se encuentra en la carne roja, los productos lácteos, la soja y el pavo.

* Magnesio

   Es un nutriente que ayuda al organismo a producir energía. También ayuda a los músculos, arterias y al corazón a funcionar de forma adecuada. Algunos investigadores están estudiando si los pacientes que toman un aporte suplementario de magnesio se recuperan más rápido de la depresión. Los vegetales de hoja verde, los frutos secos y los aguacates son fuente de magnesio.

* Ácido fólico y vitamina B-12

   Son vitaminas del grupo B que juegan un importante papel en el metabolismo, el ritmo de los procesos orgánicos, y la producción de células de la sangre. Se asocian además con unos componentes químicos denominados dopamina y noradrenalina.



   En muchos casos, las personas con depresión no tienen niveles suficientes de estos químicos. Aumentar los niveles de una persona de ácido fólico y vitamina B-12 podría aumentar su respuesta ante medicamentos para tratar la depresión.

   Está presente en alimentos como las verduras de hoja verde y las frutas. La vitamina B-12 se encuentra sobre todo en el pescado, los moluscos, la carne y los productos lácteos.