Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Wed, 22 Jul 2015 12:54:00 +0200

CONOCES LOS BENEFICIOS DEL ACEITE DE KRILL

CONOCES LOS BENEFICIOS DEL ACEITE DE KRILL
22 de julio de 2015
Es un potente antiinflamatorio y posee una gran capacidad antioxidante.
Alivia los síntomas físicos y emocionales relacionados con el síndrome premenstrual.


El krill es un pequeño crustáceo de apenas 2,5 cm de largo y 2 g de peso que viaja por el océano Antártico en grandes bancos compuestos por millones de individuos. Se caracteriza por emitir una luz fosforescente desde su abdomen por una reacción química en la que interviene el oxígeno. Se alimenta del fitoplancton que flota sobre las aguas y constituye el alimento principal de focas, ballenas, pingüinos y otras especies marinas. Se conocen unas 85 variedades de krill, pero la más extensa y la que incorpora mayor número de nutrientes es la Euphausia superba, denominada krill antártico.

Es el único aceite marino que combina ácidos grasos omega-3

El aceite que se elabora con el krill es el único aceite marino que combina ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA), fosfolípidos y antioxidantes, tres sustancias imprescindibles para el organismo humano. El valor añadido del aceite de krill es que sus ácidos grasos omega-3 son mucho más efectivos porque van unidos a fosfolípidos, una estructura química que forma parte de las membranas celulares y que favorece la absorción y biodisponibilidad de estos nutrientes. Además, el aceite de krill es más estable y resistente a enranciarse que el aceite convencional de pescado, lo que conlleva una mayor duración y menor oxidación en el organismo. Por otra parte, no deja sabor a pescado ni produce reflujo, lo que lo convierte en un complemento de fácil aceptación. En Japón se utiliza como alimento y se le llama okiami, un preciado ingrediente de sabor salado utilizado en sopas, ensaladas y entrantes. En el resto del mundo, el consumo de krill se limita al de sus derivados, como el aceite, y se usa como suplemento nutricional.



Propiedades terapéuticas

La ingesta de aceite de krill es eficaz en el tratamiento de múltiples patologías gracias a la sinergia de sus nutrientes:

• Es un potente antiinflamatorio. Reduce los niveles de proteína C-reactiva (un compuesto producido por el hígado que aumenta en los episodios de inflamación aguda), y resulta eficaz frente a la artritis y la osteoartritis, reumatismos articulares y otros procesos inflamatorios

• Posee una capacidad antioxidante 300 veces superior a la de las vitaminas A y E, y 48 veces mayor a la del omega-3 extraído de los aceites de pescado. Destaca la astaxantina, un potente antioxidante de la familia de los carotenos. Frena, por lo tanto, los daños provocados por los radicales libres: con menos cantidad, el efecto antidegenerativo es superior

• Su riqueza en fosfolípidos refuerza a los neurotransmisores como la acetilcolina, lo que redunda en una mejora de la memoria, el humor, el sueño y la fuerza muscular.

• Reduce los niveles de glucosa, de triglicéridos y de colesterol LDL (malo) y hace aumentar el HDL (bueno). Ello ayuda a controlar las hiperlipemias y a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

• Alivia la sintomatología física y emocional asociada al síndrome premenstrual.

• En personas saludables, contribuye a un mejor funcionamiento de los distintos órganos y tejidos, promueve la sensación de energía y bienestar y ayuda a mantener la salud en general.

La dosis habitual de mantenimiento es de 2 cápsulas diarias, pero puede incrementarse hasta 8-10 en función del proceso que se desee tratar. En caso de tomar anticoagulantes, hipoglucémicos o hipolipemiantes, un profesional de la salud deberá ajustar las dosis, pues potencia el efecto de este tipo de medicación .



Los ácidos grasos más estables
El aceite de krill antártico aporta los ácidos omega-3 más resistentes al enranciamiento. La estabilidad de su estructura fosfolipídica, junto con su alta concentración en sustancias antioxidantes, lo preservan de la oxidación tanto externa como en el interior del organismo. Conserva su sabor fresco y  propiedades hasta 2 años a temperatura ambiente y 4 años si se guarda en el frigorífico. Además, no presenta el característico sabor de los aceites de pescado, lo que evita el reflujo en personas sensibles.



fuente.-http://www.elcorreodelsol.com/ Rosa Guerrero
imagenes.-proyectoazul.com / salud.facilisimo.com / infosalus.com