Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Wed, 07 May 2014 17:54:00 +0200

LA FIBRA Y LOS PROBIOTICOS NOS AYUDAN A LUCHAR CONTRA EL CANCER

LA FIBRA Y LOS PROBIOTICOS NOS AYUDAN A LUCHAR CONTRA EL CANCER
07 de mayo de 2014
Cada vez hay más medios haciéndose eco de la importancia de la alimentación para prevenir y tratar el cáncer y cada vez más desde el ámbito sanitario se apunte hacía la dieta como arma contra el cáncer.

Aunque aún hay muchos oncólogos y enfermeras que siguen diciéndole a sus pacientes que da igual lo que coman, que no influye en el cáncer. Investigad, leed y veréis que esto no es cierto. Tanto para prevenir como para ayudar a tratar tenemos grandes armas en la dieta.

Para prevenir el cáncer o luchar contra él es importante seguir una dieta equilibrada y, en especial, alimentar la flora bacteriana del intestino con probióticos, verduras, frutas y fibra en general. Una alimentación inadecuada puede provocar la inflamación del intestino y, por tanto, puede convertirse en un factor de riesgo para desarrollar un cáncer.



La alimentación es vehículo para la entrada de tóxicos que pueden provocar cáncer. Ante una inflamación intestinal, el sistema inmunológico despliega todas sus fuerzas para protegernos. Pero debemos evitar que esta inflamación se produzca para que nuestras defensas no se debiliten en el control que también ejercen en otras partes del organismo y puedan surgir otras enfermedades.

Según el doctor Francisco Arrieta, adjunto en la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital madrileño Ramón y Cajal, hay que reforzar las bacterias del intestino mediante el alimento que nosotros consumimos. Si les aportamos probióticos y fibra y tenemos precaución con los antibióticos y las diarreas, podemos tener en guardia a un ejército microscópico dispuesto a combatir contra la amenaza del cáncer.

El especialista, que ayuda a pacientes oncológicos a seguir una dieta equilibrada y regeneradora, destaca la estrecha relación entre esta enfermedad y los alimentos que consumimos.

"La alimentación también es un vehículo para la entrada de tóxicos en el organismo que pueden provocar cáncer", señala. El cáncer de colon, de endometrio o de próstata son algunos tipos en comunión directa con la alimentación.



Los alimentos ricos en vitaminas (sobre todo frutas y verduras) ayudan a la formación de antioxidantes que favorecen la buena respuesta celular ante una agresión, mientras que el consumo frecuente de grasas o productos con hormonas pueden ocasionar que las células crezcan y se multipliquen descontroladamente dando lugar a tumores.

Existen alimentos poco recomendables, sobre todo dependiendo de su procesado, como los ahumados, o de su composición (si lleva hormonas o grasas). Igualmente, un alimento se puede convertir en tóxico cuando lleva pesticidas u otros productos químicos.



Hay que comer de todo, un menú diario equilibrado en proteínas, grasas e hidratos de carbono que incluya probióticos y fibras que nos refuerce la flora bacteriana. Y si consumimos alimentos envasados es conveniente examinar para saber que ingredientes vamos a comer.

Pero la dieta mediterránea se perfila como el parámetro ideal de consumo. Incluye abundantes y variadas verduras, frutas, carnes (sin abusar de las rojas), pescados, huevos y legumbres. Además del aceite de oliva.

Pero cuidado: si el aceite se recalienta para varios usos se transforma en tóxico, en un agente carcinógeno: "El aceite que se mantiene en la freidora durante tiempo se hidrogena y se convierte en cancerígeno", apunta el endocrino.


FUENTE.- http://www.misrecetasanticancer.com/