Cofenat
Nuestro Blog
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Wed, 08 May 2019 06:50:00 +0000

Cómo depurar tu organismo en primavera I

Cómo depurar tu organismo en primavera I
08 de mayo de 2019
¿Cómo nos afecta la primavera?

Los alimentos que nos ofrece la primavera son más frescos, ricos en vitaminas, sales minerales, fibra y líquidos. Las horas de sol y luz van en aumento y con ellas crece la necesidad de salir al aire libre, de hacer más ejercicio, de empezar proyectos, de actuar… ganas de movimiento. Por lo tanto, los nutrientes que nos da la primavera serán los más adecuados para adaptarnos y aumentar nuestro nivel de actividad.


Típica estampa de primavera

Según el punto de vista ecológico y sostenible debemos aprovechar las frutas y hortalizas que nos brinda la naturaleza en cada estación.

Los alimentos, la primavera y cómo beneficiar a nuestro organismo

Después de meses comiendo más cantidad de carne, grasas, platos contundentes y guisos, es mejor decantarse por las verduras, ensaladas y otras recetas más ligeras.

Es época de los alimentos verdes “alimentos de hoja” donde predomina la clorofila. Ella contribuirá a la tonificación de los músculos y nuestro aparato digestivo, refuerza salud de nuestra piel y corazón, evita estreñimiento y elimina toxinas por eliminación de líquidos en el organismo. También es muy importante no dejar de lado las proteínas y los hidratos de carbono. La fruta, indispensable. Además de aportar la cantidad de agua y fibra adecuada, la primavera nos permite disfrutar de mayor variedad que no madura el resto del año como el albaricoque, el melocotón, las cerezas, las fresas o los nísperos.

Los mejores alimentos para depurar tu organismo en primavera

Es una de las reinas de la primavera. Con función diurética y a la vez mejora la función de hígado y vesícula biliar. Perfecta para esta estación, ya que lo más indicado es depurar y detoxificar el organismo. Muy rica en fibra, produciendo gran sensación de saciedad e indicada contra el estreñimiento, lo que la hace ideal para las dietas de control de peso. Colabora en la mejora de los niveles de colesterol a la vez que mejora los de azúcar en sangre.

Beta vulgaris/Acelga

Son ricas en potasio con efecto diurético. También rica en vitamina B9, ácido fólico y yodo, lo que la hace beneficiosa para nuestro metabolismo y energía. Fortaleciendo el cabello, la piel y las uñas. Ideales durante el embarazo.

Con alto contenido en agua y riqueza en minerales, vitaminas, antioxidantes y fibra. Pueden comerse crudas, así como también cocinadas. Contiene vitamina K y calcio, lo que las hacen óptimas para la salud ósea.

Nos aportan vitaminas A, C, E y del grupo B, minerales como el hierro, calcio, fósforo, sodio, antioxidantes. Por su alto contenido en potasio, tienen un gran efecto diurético, muy indicado para esta época del año.

Al vapor, hervida, cruda, cocida, licuada o simplemente fresca y a bocados, tiene multitud de beneficios. Muy rica en carotenoides, que le dan su color y a la vez le confiere propiedades antioxidantes, que especialmente protegen la piel y los ojos. Muy útil en primavera, cuando el sol ya empieza a ser más fuerte. Además, calma las molestias gástricas y el exceso de acidez debido a sales minerales como el sodio, cloro, potasio y vitaminas del complejo B.

Pisum sativum/Guisante

Los guisantes
Los guisantes frescos, con su sabor dulce, constituyen una verdadera fuente de proteína vegetal, fibra hidrosoluble, vitaminas y minerales y además una auténtica delicia para nuestro paladar, sobre todo, si los consumimos crudos. Estos pequeños caramelos favorecen la reducción del colesterol y regulan los niveles de azúcar en sangre. A destacar su contenido en vitamina A, B1 y C, hierro, fósforo y magnesio.

Las habas
Y ¡qué decir de las habas! Gran fuente de proteína vegetal, las hace indicadas en dietas vegetarianas. Junto con los guisantes, son ricas también en vitamina B1 y minerales como manganeso, hierro, cobre, calcio y fósforo. A veces, nuestro sistema digestivo tarda mucho en digerirlas y por ello es conveniente comerlas en pequeñas cantidades.

Las fresas
Las verdaderas reinas de la primavera son las fresas. Muy sabrosas y dulces si están en su punto óptimo de maduración. Son ricas en vitaminas ACE y minerales. Las fresas son depurativas, anticancerosas y eliminan toxinas. Tienen poderosos fitonutrientes llamados flavonoides que tienen efectos antioxidantes. Los flavonoides ayudan a las células a comunicarse de manera más eficientemente entre ellas. También son diuréticas, laxantes y disolventes del ácido úrico, lo que ayuda a mejorar los temidos ataques de gota. Reducen el riesgo de enfermedades degenerativas del cerebro, como el Alzheimer y la demencia. Además, las fresas nos ayudan a prevenir trastornos de la vista, piel, oído, aparato circulatorio y aparato respiratorio y conservar nuestra salud ósea. Facilitan la digestión, aumentan el apetito y son excelente alimento del hígado, lo que las hacen ideales para esta época del año.

Eriobotrya japonica/Nispero

Nísperos y melocotones
Los nísperos son de los más indicados en primavera por su propiedad depurativa.  Gracias a su gran contenido en carotenoides, como la Zanahoria, son muy aconsejables como protectores solares naturales y su alto contenido en potasio los transforma en poderosos diuréticos.

Los melocotones, normalmente se recogen a finales de primavera, dando relevo a los nísperos. También son ricos en carotenoides, lo que les confieren propiedades similares, además de proteger nuestro estómago, impidiendo la formación de úlceras y nos ayudan a mantenernos jóvenes al eliminar la acción destructora de los radicales libres.


imagenes.- Diario Sur /mundorural.com.ar/ En Buenas Manos/Mercat de l'Olivar