Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Tue, 23 Jul 2013 18:51:00 +0200

EL ACEITE DE KRILL, FUENTE DE ANTIOXIDANTES Y GRASAS SALUDABLES

EL ACEITE DE KRILL, FUENTE DE ANTIOXIDANTES Y GRASAS SALUDABLES
23 de julio de 2013
La Astaxantina, un pigmento de color rojo anaranjado presente de forma natural en el Aceite de Krill, tiene un poder antioxidante hasta 10 veces superior a la del beta-caroteno o pro-vitamina A.

El Krill es un pequeño crustáceo que habita en las frías aguas del océano antártico. De el Krill se extrae un aceite que es especialmente rico en ácidos grasos esenciales Omega-3 (EPA y DHA). Estas grasas se encuantran en el aceite de Krill en una forma de máxima asimilación y tolerancia por parte del aparato digestivo, la forma de fosfolípidos. Los ácidos grasos Omega-3 del aceite de Krill no dependen de las sales biliares para absorberse, sino que pueden pasar a través de la mucosa intestinal y llegara al interior del organismo independientemente de que las digestiones sean o no buenas. De esta forma, el organismo puede aprovechar el 95 a 98% de los ácidos grasos del aceite de Krill, mientras que, si se considera el aceite de pescado como fuente de ácidos grasos esenciales, el organismo sólo aprovecha el 65% de estos.

La astaxantina, es un antioxidante de la familia de los carotenoides. Este pigmento natural es producido por algas, bacterias y hongos (fitoplacton) que constituyen el alimento del Krill, de manera que finalmente este crustáceo tiene un importante contenido en astaxantina en su organismo.




Esta es otra de las ventajas de el aceite de Krill respecto a los aceites de pescados, a los que tienen que adicionarse antioxidantes para que no se enrancien, mientras que el aceite Krill ya cuenta con una protección antioxidante dentro de su misma fuente, la astaxantina.

La astaxantina tiene un efecto antioxidante en el organismo humano. Neutraliza a los radicales libres, que son causantes de daños en células y tejidos. Estos daños pueden derivan, a largo plazo, en enfermedades degenerativas, cáncer y envejecimiento prematuro.

Además, la astaxantina es segura para consumo diario, ya que no se transforma en retinol, y por tanto no tiene los efectos tóxicos que produce el consumo de vitamina A a altas dosis.

En el aceite de Krill la astaxantina se encuentra en una forma química que garantiza su máxima absorción en el organismo humano, y se ha demostrado que es capaz de llegar hasta las estructuras de el ojo y del sistema nervioso, protegiendo la vista y las funciones cerebrales de las sustancias nocivos de nuestro entorno.

La astaxantina, junto al aceite de Krill o aislada, se aplica como suplemento para distintos objetivos, entre los que destacan:

· Prevención de enfermedades cardiovasculares.

· Aumento de la memoria y otras funciones del cerebro.

· Prevención de las enfermedades oculares y de la fatiga ocular.

· Apoyo para el tratamiento de la gastritis causada por Helicobacter pylori.

· Complemento en el tratamiento de la infertilidad masculina.

· Prevención y apoyo al tratamiento del cáncer de próstata.

El Krill es una especie protegida, por lo que al seleccionar un suplemento de aceite de Krill, es importante que asegure que se respetan de forma estricta los límites establecidos para la pesca de este crustáceo. Además, también debería indicar que cumple con una serie de criterios que son importantes para la salud, como que está libre de metales pesados, grasas trans, dioxinas o pesticidas.