Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Mon, 31 Aug 2020 00:30:00 +0000

Manuel Lezaeta, el gran genio de la medicina natural

Manuel Lezaeta, el gran genio de la medicina natural
31 de agosto de 2020

Manuel Lezaeta Ocharán fue un naturista chileno que le convirtió en el gran pionero de la medicina natural en este país. De hecho, fue el creador de la ‘doctrina térmica’. Fue juzgado, y luego, absuelto, por ejercer la medicina.

Manuel Lezaeta, ¿quién es este genio de la medicina natural?

Manuel Lezaeta nació en Santiago de Chile, el 17 de junio de 1881 y falleció el 24 de septiembre de 1959. Realizó sus estudios en Escuela de Medicina de la Universidad de Chile donde ingresó 1889. Ese mismo año, enfermó de sífilis y gonorrea que en esa época eran difíciles de curar, ya que no existían medicinas para combatirlas. Por este motivo, tuvo que abandonar sus estudios e iniciar varios tratamientos en manos de sus profesores y destacados especialistas de la época, aunque no pudo hacer frente a sus dos enfermedades.



Ese verano viajó al Balneario de Constitución en el que conoció al sacerdote alemán Tadeo de Wiesent que estaba divulgando en Chile un sistema de hidroterapia y dietoterapia ideado por el sacerdote alemán Sebastian Kneipp (1821-1897). Sometido a tal tratamiento, se recuperó de sus enfermedades.

Quedó tan impresionado con estos resultados y completamente decepcionado por los métodos de la medicina convencional que había estudiado en la universidad, decidió dedicarse a la medicina natural.

Manuel Lezaeta no volvió a la escuela de medicina y, durante nueve años (1900-1909), continuó al lado del padre Tadeo de Wiesent, estudiando escritos de los precursores del naturismo como al hidroterapeuta checo Vincent Priessnitz o al sacerdote dietista Sebastian Kneipp. Finalmente Lezaeta llevó a cabo su ‘doctrina térmica’ de la salud.



Entonces, ¿en qué consiste esta doctrina?

“En cambio, la idea de que como fruto de mis observaciones y experiencias se despertó y arraigó progresivamente en mí, me llevó a formular mi doctrina térmica como base de normalidad en el funcionamiento del cuerpo humano. Esta idea fue cada día comprobándose con el examen del iris de los ojos de miles de enfermos y sanos que en el transcurso de más de 40 años he podido observar. Nació así mi Doctrina Térmica, que viene a ser la piedra angular que fundamenta en forma evidente los diversos sistemas de los geniales intuitivos que han dado vida al Naturismo Universal y explica sus éxitos”, aseguró el propio Lezaeta en su libro ‘La salud al alcance de todos’.

Así la ‘Doctrina Térmica’, por primera vez en la historia, saca el problema de la salud del de la patología y lo coloca en el terreno de la temperatura. Este nuevo concepto, viene a dar fisonomía propia al Naturismo. Además es fundamental preservar restablecer el “equilibrio térmico del cuerpo”.

Por lo tanto, una dieta sana y equilibrada que posibilite una buena digestión, una normal respiración y un adecuado proceso de desintoxicación a través de la piel son los factores claves de la doctrina elaborada por este naturista chileno.



Manuel Lezaeta aconsejaba por ello:

Respirar aire puro.
Comer exclusivamente productos naturales.
Ser sobrios constantemente.
Beber únicamente agua natural.
Tener suma limpieza en todo.
Dominar las pasiones, procurando la mayor castidad.
No estar jamás ociosos.
Descansar y dormir solo lo necesario.
Vestir sencillamente y con holgura, y
Cultivar todas las virtudes, procurando siempre estar alegres.

Realizó múltiples viajes para divulgar su doctrina de salud por Chile, Argentina, Bolivia, México e incluso Estados Unidos.


COFENAT

www.cofenat.es