Centro de preferencia de la privacidad x
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
Cofenat
Blog Terapias Naturales
Información de interés
Entradas
APTN_Cofenat Tue, 29 Oct 2013 19:38:00 +0100

MENU ENERGETICO

MENU ENERGETICO
29 de octubre de 2013
Para obtener todos los nutrientes necesarios y tener energía estable durante el día, además de los beneficios que nos brinda la alimentación energética, sería aconsejable seguir este esquema de plato en cada comida del día. Si no es posible comer algún alimento de cada grupo en la hora de la comida, intentaremos comer lo que nos ha faltado en el plato en la próxima comida. Quizás algunos de estos alimentos suenen un poco extraños para algunos, pero son alimentos muy antiguos y muy saludables, pero que hemos olvidado en la vida moderna, donde abundan los productos refinados y con aditivos.

Cereales integrales:

Para obtener energía y vitalidad.
Tonifican el sistema nervioso.
Refuerzan el sistema inmunitario.
Azúcares en forma de cereales integrales darán constante suministro de energía.
Evitar carbohidratos refinados (pan blanco, pasta blanca, cuscús.).
Arroz integral de grano corto, arroz integral basmati, quinoa, mijo, trigo sarraceno, avena, centeno, kamut, cebada, pasta integral, pasta japonesa.



Proteínas:

Para construir y reparar el cuerpo.
Desarrollo muscular.
Refuerza el sistema inmunitario.
Refuerza el sistema nervioso.
Legumbres (garbanzos, lentejas, judías blancas, azukis, judías rojas…), seitán, tofu, tempeh, natto, frutos secos.
También contienen proteínas los frutos secos y semillas, los germinados, las algas y los cereales integrales.

Verduras:

Fibra.
Hierro.
Clorofila.
Vitaminas.
Calcio.
Antioxidantes.
Depuran el hígado y vesícula biliar.

Verdura de hoja verde:
Brócoli, judía verde, apio, hinojo, espárragos verdes, berros, col verde, rúcula, endivias, escarola, puerros, calabacín, borraja, alcachofas.
Estas verduras se tomarán crudas o con cocciones muy cortas, como escaldadas (hervir unos segundos) o hervidas (hervir 3 minutos y aclarar con agua fría), o pasadas muy rápidamente por la plancha.

Verduras de raíces y redondas:
Zanahoria, calabaza, chirivía, cebolla, remolacha, coliflor, boniato, nabo, calabacín, alcachofa, col blanca y roja.
Estas verduras si las cocemos largo tiempo a fuego bajo (horno, salteados largos, estofadas, cremas…), no nos proporcionarán vitaminas pero en cambio nos proporcionarán mucho dulzor, que nos ayudará a no sentirnos tentados por cosas dulces y poco saludables, nos relajará, y hará que nos siente mejor la comida.

Minerales:

Regulan el pH de la sangre.
Refuerzan el sistema nervioso.
Musculatura.
Huesos.
Los encontramos principalmente en:

Sal Marina: utilizar una de buena calidad, como por ejemplo la Sal del Himalaya, y evitar las sales normales que venden en el supermercado ya que les han quitado los minerales.

Verduras del mar (algas): kombu, wakame, arame, nori, espaguetti de mar.

Verduras.

Grasas:

Para un óptimo funcionamiento del cuerpo.
Regulación de la temperatura.
Musculatura.
Omega 3 y 6, calcio.

Semillas:

Sésamo, girasol, calabaza, amapola, piñones.
Cremas de semillas como el tahín blanco y la crema de semillas de calabaza.
Comprar las semillas y las cremas sin tostar.

Frutos secos:

Nueces, almendras, avellanas, anacardos.
Mantequillas o cremas de frutos secos (crema de almendras, crema de cacahuete, etc.).
También es mejor comprarlos sin tostar.

Germinados:

Activan los procesos metabólicos.
Depuran el hígado y la vesícula biliar.
Es el único alimento que podemos comer que está vivo.
Antioxidantes.
Hierro.
Calcio.
Aportan frescura y vitalidad
Germinados de alfalfa, brócoli, trébol, hinojo, remolacha, girasol, zanahoria, fenogreco, col lombarda…
Se pueden comprar ya germinados, o también se pueden comprar las semillas y se germinan en casa con un proceso muy sencillo y que apenas cuesta tiempo.

Fermentados y pickles:

Regeneración de la flora intestinal.
Buena absorción de los nutrientes.
Miso, salsa de soja, umeboshi, chucrut, pickles de jengibre, olivas, pepinillos, takuan, encurtidos caseros de zanahorias y otras verduras.